Los penaltis del Corinthians Arena

Santiago Aparicio

Santiago Aparicio

Doha, 4 dic (EFE).- Casi ocho a帽os atr谩s, un d铆a 9 de julio, en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, en el tramo final de Brasil 2014, vivi贸 Argentina su pen煤ltima gran noche en un Mundial, aliviado por una tanda de penaltis que le puso la Copa de cara, m谩s cerca que nunca otra vez.

Estaba entonces, como hoy, Louis Van Gaal en el banquillo de Pa铆ses Bajos, ese equipo que por unas cosas u otras se acerca y se acerca y no termina de rematar. Pocos han vivido tantas frustraciones en la historia del Mundial como los 'oranje'. Tantas veces tan cerca del 茅xito que nunca han llegado a lograr.

Vuelve a toparse Argentina con Pa铆ses Bajos en este evento para alimentar la ristra de duelos de todo tipo, de buen final tanto para uno como para otros, con las estad铆sticas repartidas y con un duelo memorable, fresco en la memoria. El m谩s reciente; el que resguardan los sudamericanos como motivaci贸n y ejemplo y el que no olvidan los europeos como una cuenta por saldar.

Fue la noche que encumbr贸 al portero Sergio Romero en la selecci贸n entonces dirigida por Alejandro Sabella y con Leo Messi en plena dimensi贸n. Que tuvo el final deseado por Argentina. Se vio campe贸n y a punto estuvo de serlo.

Semifinal, Brasil 2014, entre Argentina y los Pa铆ses Bajos. Ciento veinte minutos y sin goles. Y los penaltis. El cara o cruz para resolver las tablas entre la presi贸n y el drama. El Chiquito Romero que hab铆a cumplido su contrato con el M贸naco para regresar al Sampdoria italiano detuvo el tiro a Ron Peter Vaar. Transform贸 Messi y tambi茅n Arjen Robben. Marc贸 Ezequiel Garay pero despu茅s otra vez Romero frustr贸 a los Oranje y evit贸 el gol de Wesley Sneijder. Ya no fall贸 nadie m谩s. Ni Sergio Kun Ag眉ero, ni Dirk Kuyt, ni tampoco Maxi Rodr铆guez.

Se salv贸 Argentina que se situ贸 en la final, la quinta de su historia para recuperar el poder en el torneo que logr贸 en 1978 y 1986. Pero no gan贸. Cay贸 en Maracan谩 contra Alemania que por cuarta vez y, hasta ahora 煤ltima vez, levant贸 la Copa.

El delirio de aqu茅l 9 de julio se ahog贸 en R铆o de Janeiro cuatro d铆as despu茅s. La gran ocasi贸n perdida.

Espera Pa铆ses Bajos para la revancha. Argentina para progresar, para avanzar hacia el trofeo que ya no espera en la 煤ltima oportunidad de Messi. El jugador del Par铆s Saint Germain lider贸 a su selecci贸n. Fue elegido el mejor de la final, pero se march贸 de vac铆o.

Solo la 'Pulga' y 脕ngel Di Mar铆a que se perdi贸 aqu茅l duelo por lesi贸n, se mantienen entre los integrantes de la Albiceleste desde entonces. Di Mar铆a se lesion贸 en los cuartos de final ante B茅lgica. solo jug贸 media hora. Se perdi贸 aqu茅l duelo contra Pa铆ses Bajos y tambi茅n la final.

Igual que entonces el futbolista del Juventus arrastra ahora molestias musculares sufridas en el tercer encuentro de la fase de grupos frente a Polonia.

En Pa铆ses Bajos est谩 otra vez Louis Van Gaal y de aquella noche fat铆dica y triste, ese otro intento fallido neerland茅s permanecen hombres como el central Stefan de Vrij, Memphis Depay y Daley Blind. Un nuevo cap铆tulo espera. EFE

apa/ea

M谩s en Agencia