Honor sin gloria, futuro con esperanza

Luis Miguel Pascual

EFE/Antonio Lacerda
photo_camera EFE/Antonio Lacerda

Luis Miguel Pascual

Doha, 2 dic (EFE).- Costa Rica se despidi贸 del Mundial de Qatar por segunda edici贸n consecutiva sin poder superar la fase de grupos, pero con la cabeza alta y la promesa de que la selecci贸n tiene cimientos para un futuro prometedor.

En un grupo muy complicado, con dos campeonas del mundo como Alemania y Espa帽a, el combinado dirigido por Luis Fernando Su谩rez mantuvo la fe en clasificarse para octavos de final casi hasta el 煤ltimo suspiro y demostr贸 capacidad para competir con grandes naciones.

Durante tres minutos los "ticos" incluso estuvieron en octavos, tras hacer hincar la rodilla a la tetracampeona germana, lo que hizo vibrar al pa铆s. "Costa Rica puede sentir orgullo de sus jugadores", coment贸 el seleccionador.

La selecci贸n que acudi贸 a Catar estaba compuesta de una columna vertebral de veteranos, liderados por el guardameta Keylor Navas, con nombres como Gustavo Borges, Joel Campbell o Bryan Ruiz, acompa帽ados de una generaci贸n que pide paso, Brandon Aguilera, Roan Wilson o Jewison Bennette, todos ellos nacidos en este siglo.

Para Ruiz fue la 煤ltima actuaci贸n con la selecci贸n tras 17 a帽os de servicios prestados con los cuartos de final del Mundial de Brasil como gran actuaci贸n, con su cabezazo m铆tico contra Italia.

Navas no dijo que el duelo contra Alemania fuera el 煤ltimo suyo en un Mundial, pero a dos semanas de cumplir los 36 a帽os el portero del PSG parece tener m谩s pasado que futuro.

Su estampa, sin embargo, puede seguir iluminando a la selecci贸n, porque pese a haber perdido la titularidad en su club, sigue manteniendo un elevado estado de forma.

SIETE PARADAS DE KEYLOR

Hasta siete paradas protagoniz贸 contra Alemania, que fueron insuficientes para evitar la derrota y condenar a Costa Rica a hacer las maletas, poniendo as铆 fin a un ciclo que deber谩 abrir la puerta a otros.

"Tenemos que cambiar la forma de trabajar", afirm贸 el "profe" Su谩rez, que parece dispuesto a seguir la aventura "tica" y encabezar el nuevo tiempo que se abre a esa selecci贸n.

Su participaci贸n en Catar estuvo marcada por la goleada inicial contra Espa帽a, 7-0 que dej贸 muy comprometidas sus opciones de clasificaci贸n.

Pero Costa Rica no se vino abajo y reaccion贸 bien frente a Jap贸n con un gol de Keysher Fuller que les dejaba opciones de clasificaci贸n, a condici贸n de derrotar a Alemania.

Una labor que pareci贸 imposible durante el primer tiempo, pero que fue real durante un tramo del segundo, cuando Yeltsin Tejeda igual贸 y, sobre todo, cuando Manuel Neuer encaj贸 el segundo para Costa Rica, que en ese instante estaba en octavos.

La l谩stima para los "ticos" es que solo dur贸 tres minutos la alegr铆a, porque Kei Havertz igual贸 y, diez minutos m谩s tarde, dio la vuelta al marcador, acabando con las opciones costarricenses.

Su谩rez anim贸 a sacar conclusiones positivas del Mundial y a mirar al futuro con optimismo, a condici贸n de "hacer mejor las cosas" y "no dormirse", porque incluso en su regi贸n otras naciones est谩n haciendo muchos progresos.

Esa es la labor que ahora tiene por delante Costa Rica, la 煤ltima naci贸n que se gan贸 el billete para Catar tras una magistral recta final de la eliminatoria Concacaf, en la que ganaron seis de los 煤ltimos siete partidos.

Eso les dio derecho a jugar la repesca contra Nueva Zelanda, donde un tanto de Campbell les coloc贸 en su tercer Mundial consecutivo por primera vez en su historia.